an_blas_0000s_0004_slider1
an_blas_0000s_0003_slider2
an_blas_0000s_0002_slider3
an_blas_0000s_0001_slider4
an_blas_0000s_0000_slider5

San Blas y Bocas del Toro

San Blas y Bocas del Toro son dos magníficos archipiélagos de la zona del Caribe de Panamá. Uno al noreste y el otro al noroeste del país. Perfectos para combinarlos en un mismo viaje.

El archipiélago de San Blas o Reserva Indígena Kuna Yala, está formado por 365 islas e islotes totalmente deshabitados excepto 49 de ellas, las de mayor tamaño, donde viven los independientes indios Kuna. Los Kuna son una etnia comunal y matriarcal que ha sabido conservar sus costumbres ancestrales. Tienen todo el control de la comarca, protegiendo sus tierras contra el turismo de masas, manteniéndolas intocables y vírgenes. San Blas es aún un paraíso por descubrir, puro y salvaje.

Bocas del Toro, también llamado “La Perla del Caribe, es un archipiélago formado por 9 islas y más de 200 islitas con playas, manglares y bosques lluviosos, ofreciendo una combinación perfecta de naturaleza, espíritu caribeño e historia con tradiciones culturales. En el año 1988 se declaró el Parque Nacional Marino isla de Bastimentos, el primero del país, protegiendo increíbles playas en frente de la selva tropical, fondos marinos llenos de vida y zonas de puesta de algunas especies de tortugas marinas como pueden ser la verde, la laúd o la carey.

Las playas que se encuentran en el Caribe panameño son de arena blanca y de palmeras ondulantes, de aguas transparentes con reflejos que van del verde esmeralda al azul turquesa, repletas de estrellas de mar y con algunos de los arrecifes coralinos más viejos del planeta. Tendréis la oportunidad de desembarcar en cualquiera de las deshabitadas islas y pasear por la playa, toda para vosotros, donde sólo vuestras pisadas darán fe de que habéis pasado por all��.

A bordo de los mejores catamaranes a vela accederéis a las islas más remotas y solitarias de San Blas. El capitán os invitará a visitar algunos asentamientos Kuna, que seguro os sorprenderán, y os animará a bañaros en las pacificas aguas turquesas que os rodearan. El chef elaborará exquisitos platos con langosta, cangrejo o pescado fresco, con frutas tropicales y con otras delicias locales. Ninguna otra preocupación que no sea zambullirse ahora o más tarde.

En Bocas del Toro os alojaréis en un tranquilo y lujoso aqua-lodge situado en un ambiente totalmente natural y virgen. Sus exclusivas cabañas con terraza privada, situadas sobre el mar, os permitirán el acceso a las aguas cristalinas y os dejaran gozar de la impresionante puesta de sol, solo interrumpida por el paso de los delfines. Pasareis una experiencia íntima y pura en un lugar de belleza singular, relajándoos confortablemente.

Buceo y Snorkel. Las características geográficas de la región y la baja densidad de población favorecen la impresionante biodiversidad de la flora y la fauna de sus aguas. Toda la zona está llena de arrecifes coralinos con elevado grado de salud, llenos de peces tropicales y de otras especies marinas residentes.

Artesanías Kuna. Las mujeres Kuna fabrican unas artesanías típicas llamadas Mola. Son piezas de ropa muy coloridas gracias a los apliques que les cosen, con formas de animales, plantas o formas geométricas. Interesante visitar y aprender sobre la cultura Kuna.

Avistamiento de delfines. En la Bahía de los Delfines, en Bocas del Toro, está casi asegurada la observación de estos preciosos cetáceos, ya que hay muchas familias que habiten en la zona.

Actividades de agua. Excursiones en motos de agua y esquí acuático en Bocas del Toro.

Excursiones por la selva lluviosa. Es fabuloso pasear por el interior de la imperturbada selva, donde se pueden observar decenas de especies de pájaros, ranas y algunos reptiles.

Surf. Solo para surfistas experimentados. La zona más frecuentada es Playa Bluff, en Bocas del Toro, pero es un área peligrosa, ya que las olas rompen muy cercanas al arrecife de coral.

Debido a las conexiones aéreas, en este viaje hay que hacer una parada técnica en Ciudad de Panamá. Aprovechareis la ocasión para conocer la ciudad que alberga el importante y conocido Canal de Panamá, que une los océanos Atlántico y Pacífico. Para llegar a San Blas y embarcar en vuestro catamarán, cogeréis un pequeño avión chárter. Para poder gozar de la segunda parte del viaje, volareis de nuevo hacia Bocas del Toro.

El clima de Panamá es tropical, con una temperatura media anual de 28⁰C y humedad relativa muy elevada durante todo el año. Generalmente se da una época de lluvias y una época seca. Es más recomendable visitar la zona durante la estación seca, que va de febrero a abril y de setiembre a octubre. La temperatura promedio del agua del mar también es de 28⁰C, tanto en la costa caribe��a como en a la pacífica.

Imprescindible. Pasaporte (vigente y con una caducidad no inferior a 6 meses en el momento de entrar en el pa��s), crema solar, gafas de sol, bañador, gorro o gorra, repelente de mosquitos, bolsa estanca.

Idioma. La lengua oficial del país es el espa������ol.

Diferencia horaria. UTC -5:00, seis horas menos en relación con España (7h en horario de verano).

Moneda. Balboa (PAB). Aprox. 1€=1’08PAB, 1$=1PAB. Los dólares americanos se usan con la misma frecuencia que los balboas.

Bancos/Cajero Automático/Visa. En San Blas no hay ningún cajero automático. En Bocas del Toro hay uno en la isla de Colón. En ninguno de los dos sitios se puede pagar con tarjeta. Recomendamos llevar suficiente dinero en metálico.

Electricidad. La corriente es de 110/220V. Adaptador “Tipo A”, tipo americano.